Fuente: EFE – Los Ángeles – 16/05/2008

La acusada se hizo pasar por un chico interesado en la joven, que se quitó la vida después de que él la rechazara

Una mujer de Misuri (Estados Unidos) ha sido acusada hoy por un gran jurado de Los Ángeles en el caso de una adolescente que se suicidó después de haber sido engañada a través de la red social en Internet MySpace. Megan Meier, de 13 años, se ahorcó en su habitación en octubre de 2006 tras ser víctima de una broma por parte de Lori Drew, de 49 años, madre de una antigua amiga de la joven. Drew se registró en MySpace haciéndose pasar por un chico de 16 años, de nombre Josh Evans, interesado en Meier. Según la acusación, la chica, propensa a la depresión, se quitó la vida después de que su presunto pretendiente la rechazara y le dijera que el mundo sería un lugar mejor sin ella.

Lori Drew se enfrenta a penas de hasta 20 años de cárcel por conspiración y por acceder a ordenadores protegidos para obtener información con ánimo de infligir dolor emocional. La comparecencia de Drew será en junio. “Esta mujer adulta usó Internet para ir contra una adolescente, con resultados horribles”, dice el fiscal Thomas O’Brien en un comunicado. “Cualquier adulto que usa Internet o una red social para humillar a otra persona, particularmente a un adolescente, debe ser consciente de que sus acciones pueden tener serias consecuencias”, resalta.

El abogado defensor, Jack Banas, ha manifestado que no había manera alguna de saber “que, por hablar con alguien o decirle que ‘eres mala con tus amigos’ a través de Internet, se pudiera crear un riesgo potencial”.

La acusación sostiene que Drew y otros implicados, no identificados, violaron las reglas de MySpace al usar información falsa para crear una cuenta que les permitiera “acosar, abusar o dañar” a Meier, según el documento presentado.

Las autoridades locales han informado de que Drew creó la cuenta en MySpace para averiguar lo que Meier, que vivía en el mismo barrio, decía en la Red sobre su propia hija.

El romance entre el supuesto Josh y Meier duró cuatro semanas, hasta que llegó un momento en el que Drew decidió cortar la relación, de acuerdo con las autoridades.

Según la acusación, cuando Drew se enteró del suicidio de Meier, ordenó a una de esas personas no identificadas “mantener la boca cerrada” y eliminar la cuenta.

La madre de Meier, Tina, aseguró en noviembre del año pasado a la cadena de televisión estadounidense CNN que su hija había sufrido depresiones desde su niñez. Admitió haberse sentido “encantada” cuando conoció los “bonitos mensajes” de Josh, y contó que su hija quedó “devastada” cuando la relación entre ambos acabó.

Anuncios